EDICIóN GENERAL
  1. No puedo creerlo. Claro, tiene que pasar porque son cosas que pasan y era probable porque es una enfermedad terrible. Pero siempre piensas que habrá otro día. Entonces, un mal día, pasa algo y ya no habrá otro día. Quiero gritar que no es justo, porque no lo es, así que todo queda en un grito sin aliento.

    He vuelto a mirar la pantalla, la noticia de la portada que me ha trasladado el trágico desenlace, leo unos comentarios con la estúpida esperanza de que todo haya sido un error de interpretación que he tenido, pero no son solo los comentarios, entro al nótame, y aunque está bastante claro lo ocurrido sigo queriendo mantener esa esperanza.

    Pero no, ya no está, ya no estará. Estoy cabreadísimo y no sé por qué.

    Lo siento, amiga, lo siento mucho, ya solo puedo llorar :-(

menéame