EDICIóN GENERAL
  1. Durante varios años trabajé codo con codo con armenios. Hasta fui de viaje a Ereván una semana a conocer aquello. Son unos tipos muy peculiares. Tienen el nubarrón del genocidio muy presente, eso les da un humor avinagrado que suavizan con brandy. Buena gente. De esos que Reverte diría que no quedan. Y ahora leo que parece que se les tuerce, otra vez, la suerte. Espero que todo quede en un susto.
  1. @paumal

    Durante varios años trabajé codo con codo con armenios

    akhperutyuns

    (sabemos lo que hiciste el útimo verano) :-D
  2. @paumal tuve un profe armenio que efectivamente bañaba todo con brandy. Era excelente. Cobraba lo que debía y más, el cabrito, sin escatimar un céntimo. Pero cuando no pude pagarle siguió dándome unas pocas clases gratis. Frío, distante, e implicadísimo.

menéame