EDICIóN GENERAL
  1. @Schrödinger_katze
    Yo veo normal que moleste que los vecinos hagan ruido en sí, pero no la naturaleza del ruido. Vamos, que si no me dejan dormir o estudiar, pues es un fastidio, pero me da igual que sea porque tienen relaciones sexuales o porque ponen la tele demasiado alta. Bueno, miento, la música desafinada sí me molesta mucho; cuando vivía con mis padres, debajo de mi casa ensayaban los de cornetas y tambores y no veas qué tortura.
    Por lo demás, mientras el ruido no sea demasiado alto o a horas intempestivas, como si nada. Además, con el tiempo me habitué a llevar tapones en los oídos tanto para dormir como para estudiar, y a trabajar con auriculares (incluso desde casa, me animaron los vecinos del Baby Shark).
    @antiboise @lamonjamellada @sacaelwhisky
  1. @maria1988 Mmm, estoy de acuerdo contigo pero no del todo.

    Importa más la existencia del ruido en sí que su origen. Pero tampoco es verdad que no importe su origen en absoluto.

    A mí al menos no me da igual si el sonido son gemidos sexuales o televisión con volumen alto. Igual que tampoco me es indiferente si los gemidos son armoniosos o sobreactuados tipo porno ni tampoco me es indiferente si en la tele con el volumen excesivo tienen puesto el concierto de año nuevo de la Filarmónica de Viena o Sálvame. Creo que con estos ejemplos derivados se ve por dónde voy.

    @Schrödinger_katze @antiboise @lamonjamellada @sacaelwhisky

menéame