EDICIóN GENERAL
  1. Por cierto, hablando de negros ya sin cachondeo.
    Una anécdota de "La gente de Bart" que es lo que va a pensar mas de uno.

    En pleno confinamiento volvía del súper, de frente me vi a un nigga alto y delgado, con mascarilla.
    Imagino (estoy seguro) que se dedicaba a la venta ambulante y el confinamiento le quitó el pan.
    Ya se acercaba con la mano estirada para pedir y le dije un "No" tajante, siguiendo mi paso. No insistió.
    Cuando estaba a unos 50 metros me pare y caí en la cuenta de sus ojos, su mirada.
    Ese tío tenia hambre, amargura y resignación.
    Me di la vuelta y lo vi a lo lejos escarbando en un contenedor.
    Volví y le di los leuros que llevaba sueltos (durante el confinamiento no he usado efectivo nunca) .

    Y la mirada le cambió.
    El hombre no sabia si abrazarme o darme la mano, pero sabia lo que había y acabamos dándonos el codo.

    Y ese es un recuerdo imborrable del confinamiento.

    Si lo vuelvo a ver estoy seguro de que lo reconoceré por los ojos.
  1. Uno de mis placeres del confinamiento es que me dio tiempo durante todas las tarde de tomar sol en el jacuzzi de mi terraza (correctamente instalada y aprobada por el ayuntamiento) mientras bebía una caja de whisky Macallan triple cask de 15 años que mandé a comprar en Escocia. Eso sí, esta exquisita actividad me ha dejado bastante más moreno que de costumbre.

    Un día baje al contenedor de vidrio a tirar varias botellas de whisky ya terminadas, y me encuentro a un imbécil con la bragueta bajada. Él no llevaba calzoncillos y mostraba medio cojón. Yo usaba mascarilla, no me escuchó bien así que extendí el brazo para señalar la bragueta y el descerebrado ha gritado "No" y ha salido corriendo. Yo seguí a lo mío, y cuando me disponía a tirar las botellas vuelve corriendo para darme una moneda de dos putos céntimos. Joder, en ese momento lo que hice fue reírme, puto loco. Y encima viene a querer darme la mano o un abrazo o una mierda de esa, pero me alejé y solo le mostré el codo, a ver si me dejaba por fin en paz y podría subir a terminarme el puro que dejé por la mitad.

    Del confinamiento definitivamente algunos han salido chalados.

    @Ripio

menéame