EDICIóN GENERAL
  1. @PasaPollo

    Esta fabulita,
    salga bien o mal,
    se me ha ocurrido ahora
    por casualidad.

    Cerca de unos prados
    que hay en mi lugar,
    pasaba un borrico
    por casualidad.

    Una flauta en ellos
    halló, que un zagal
    se dejó olvidada
    por casualidad.

    Acercóse a olerla
    el dicho animal,
    y dio un resoplido
    por casualidad.

    En la flauta el aire
    se hubo de colar,
    y sonó la flauta
    por casualidad.

    « ¡Oh!-dijo el borrico-
    ¡Qué bien se tocar!
    ¡Y dicen que es mala
    la música asnal!»

    Sin reglas del arte
    borriquitos hay
    que una vez aciertan
    por casualidad.


    Tomás de Iriarte
  1. @thorin Genial. De Iriarte mi favorito es éste, que juro lo tengo recitado en reuniones de cierto nivel:


    Un oso, con que la vida
    se ganaba un piamontés,
    la no muy bien aprendida
    danza ensayaba en dos pies.

    Queriendo hacer de persona,
    dijo a una mona: «¿Qué tal?»
    Era perita la mona,
    y respondióle: «Muy mal».

    «Yo creo», replicó el oso,
    «que me haces poco favor.
    Pues ¿qué?, ¿mi aire no es garboso?
    ¿no hago el paso con primor?».

    Estaba el cerdo presente,
    y dijo: «¡Bravo! ¡Bien va!
    Bailarín más excelente
    no se ha visto, ni verá!».

    Echó el oso, al oír esto,
    sus cuentas allá entre sí,
    y con ademán modesto
    hubo de exclamar así:

    «Cuando me desaprobaba
    la mona, llegué a dudar;
    mas ya que el cerdo me alaba,
    muy mal debo de bailar».

    Guarde para su regalo
    esta sentencia el autor:
    si el sabio no aprueba, ¡malo!
    si el necio aplaude, ¡peor!

menéame