EDICIóN GENERAL
  1. Esta jornada electoral nuevamente nos jugamos el volver hacia atrás muchos años en derechos sociales, ni más ni menos.
    Cada vez se hacen más fuertes los cuñados totalitarios, machistas, intolerantes y fascistoides que siempre han estado ahí, pero que ahora con un poco de "problema catalán" por aquí, y un mucho de demagogia y fake news por allí, están encontrando su tiempo y lugar. Todo ello orquestado exitosamente por unos nauseabundos medios de comunicación amplificados por unas redes sociales amarillistas y de una simpleza vergonzante; que manipulan al currito medio con el fin último de terminar con la conciencia de clase. Y lo están empezando a conseguir.

    No os dejeis engañar, no lo dejéis pasar. España, sus pueblos y los ciudadanos pagaremos caro esta manga ancha con el fascismo.

    VOTAD, COÑO.

    *Nota: Adaptación de la misma nota del 27 de abril, que me daba pereza reescribirla entera y además tampoco cambia tanto la cuestión.
  1. @Duernu VOTAD COÑO ! :hug:

    (Vale, me callo)
  2. @Duernu Unas redes sociales amarillistas y de una simpleza vergonzante

    Las redes sociales son redes sociales, el contenido lo ponen sus usuarios. Así que quienes son amarillistas y de una simpleza vergonzante son... Ejem, eso, la misma gente que luego vota.
    1. @Aitor lo que tú quieras, pero es así o no es así? Son o no son las redes un estupendo medio de cultivo de soflamas, propagandas y argumentos efectivistas sin fundamento?
  3. @Duernu Por mi se pueden ir todos a la mierda. Lo de votad que viene la derecha ya lo hice las anteriores elecciones y fíjate como estamos.

    A-LA-MIER-DA!   media
    1. @corindon_corindon no se quien decía que la mayor perversión sexual era la abstinencia.
      Pues con el voto, lo mismo
  4. @corindon_corindon Pues la abstención de la gente de izquierdas tampoco va a mejorar la situación actual.
    :-S

    @Duernu
  5. @corindon_corindon Es difícil encontrar a alguien de derechas que diga que no va a votar porque está cansada de la situación. Este cansancio por ir a votar 3 veces en un año es patrimonio de la izquierda.

    @Duernu

menéame