EDICIóN GENERAL
  1. Llevo varios días viendo noticias de una plaga de ratas que hay en un barrio de Madrid, y aunque se mencionan las ratas, dónde se meten, los vecinos, etc. y dentro de poco empezarán con alusiones a Carmena (en algunas cadenas seguro que ya las ha habido), lo que no he visto es ninguna alusión a los vilipendiados gatos. Castrados, perseguidos, capturados, erradicados y casi exterminados, si se hubiera tratado con algo más de aprecio a este noble animal, ahora la situación sería completamente diferente.

    Como no tengo tiempo ni ganas de librar una cruzada por los gatos*, he decidido pasar por menéame, donde imagino que no faltarán ni voluntarios ni voluntarias para realizar esta labor social, por los gatos, y por los gilipollas a los que les preocupaba que hubiera gatos y ahora se rasgan las vestiduras porque hay ratas. Así que ahí os lo dejo.

    Suerte a todos, felices fiestas y feliz año.

    * ni otras muchas cosas, como participar regularmente en menéame.
    1. @Ragnarok creo que es muy simplista tu nota. Primero porque en el epicentro del problema en realidad estamos nosotros: son las ratas las que siguen la estela de nuestros desechos.

      Y segundo por pretender que la condena a una vida miserable de los gatos es la mejor solución de algo.

      menéame