OCIO, ENTRETENIMIENTO, HUMOR

No, la «bufantoína» no existe: puntualizaciones ante la cobertura mediática del caso de Nacho Vidal

¡Alabemos todos al gran hipnosapo!


Por cierto, muy buen artículo y los últimos párrafos para enmarcar y tener presentes:

En tiempos de ciberanzuelos (un fenómeno conocido como clickbait) y expansión de noticias falsas, muchos medios de comunicación sacrifican la calidad de sus contenidos por alcanzar un mayor número de visitas y aumentar los ingresos publicitarios. De este modo, se exageran los detalles más escabrosos de la información y las portadas de muchos diarios generalistas se llenan de noticias tendenciosas y titulares alarmistas, donde el morbo resulta más importante que la objetividad.

A la hora de abordar la redacción de una noticia sobre temas poco conocidos, es imprescindible documentarse previamente en fuentes especializadas que aporten un mínimo rigor científico ante el aluvión de «infoxicación» o «intoxicación informativa» a la que nos vemos sometidos en la actualidad. En tiempos de crisis del periodismo, cuando los grandes medios estudian la implantación de muros de pago que garanticen su supervivencia, el mejor modo de diferenciarse de la competencia y mostrar compromiso con los lectores es garantizar una información objetiva y de calidad que aporte una nota de cordura con la que combatir la avalancha del amarillismo imperante.

menéame