edición general

Este endiablado acertijo medieval es uno de los motivos por el que ponemos los puntos sobre las íes

Nadie como mi abuela para poner los puntos sobre las íes. De un bofetón te encendía el pelo.

menéame