Cultura y divulgación

encontrados: 13, tiempo total: 0.003 segundos rss2
31 meneos
564 clics
Envío erróneo o controvertido, por favor lee los comentarios.
Diez cosas que no sabías sobre el "seppuku" (mal llamado "harakiri")

Diez cosas que no sabías sobre el "seppuku" (mal llamado "harakiri")

El suicidio ritual japonés o seppuku (la palabra harakiri es considerada vulgar en japonés) era sólo privilegio de las clases nobles, más concretamente los guerreros samuráis. Para esta élite seguidora del código del bushido, la idea del deshonor o la vejez era algo poco menos que impensable, por lo que buscaban la muerte autoinflingida como forma de terminar conservando el honor. Para abrirse el vientre recurrían al tanto, una daga de unos 30 cm similar a una katana pequeña.
24 7 6 K 305
24 7 6 K 305
186 meneos
6060 clics
Falsos mitos en torno a la figura del samurái (I): La katana

Falsos mitos en torno a la figura del samurái (I): La katana

Un antiguo proverbio japonés dice: “de entre las flores, la del cerezo. De entre los hombres, el samurái”. Éste aforismo encarna a la perfección el carácter casi sobrehumano que se ha construido en torno a la figura del samurái. Éstos guerreros japoneses fueron la casta dominante en el archipiélago durante cerca de setecientos años, desde el inicio del periodo Kamakura, a finales del siglo XII.
101 85 3 K 282
101 85 3 K 282
20 meneos
478 clics

Forjando una katana tradicional japonesa a mano

Si hablamos de espadas, junto al célebre acero de Damasco, las katanas son uno de sus mejores exponentes. Elegantes, estilizadas y envueltas en un misticismo oriental que ha sido inmortalizado a menudo en el cine con películas como Kill Bill. Así es como se fabrica una de ellas con el estilo tradicional japonés.
16 meneos
198 clics

El maestro herrero japonés que quiere conservar la técnica de las katanas artesanales [ENG]  

Las espadas han sido parte de la cultura japonesa desde hace más de mil años. Durante la ocupación estadounidense tras la 2ª Guerra Mundial, la construcción y posesión de espadas estaba prohibido en Japón, y algunas técnicas artesanales se perdieron. Yoshindo Yoshihara elabora una katana de principio a fin de forma artesenal.
13 3 0 K 90
13 3 0 K 90
126 meneos
6167 clics
Este envío tiene varios votos negativos. Asegúrate antes de menear

Un Buda gigante forjado con el hierro de miles de katanas

Poca gente sabe que, en el corazón mismo de Kyoto, entre los enclaves más famosos de la vieja capital, hay un templo maldito. Aunque antaño fue bastante importante, hoy en día las guías de viajes apenas lo mencionan. Su centenaria (y accidentada) historia está íntimamente ligada al aciago destino del clan Toyotomi. El gran unificador de Japón, el mismísimo Toyotomi Hideyoshi, levantó dicho templo para que albergara una gran estatua de Buda. Una escultura colosal, la más grande nunca vista en el país del Sol Naciente.
65 61 22 K 19
65 61 22 K 19
28 meneos
418 clics

Forjando una auténtica katana

El acero usado hoy en día para la creación de katanas es el AISI 1050, ya que es el más fácil de trabajar y en el que se consigue una dureza óptima. Los antiguos japoneses hacían ellos mismos el acero, en un proceso muy lento en el que cocían en un horno cerrado distintas capas de hierro, carbón y material orgánico durante más de un mes.
23 5 2 K 100
23 5 2 K 100
5 meneos
231 clics

Maeda Keiji, un samurái diferente

¿Quién ha sido el samurái más popular de todos los tiempos? Difícil pregunta, ya que la fama no es un asunto sencillo de definir. Candidatos no faltan. La Historia de Japón está llena de grandes nombres que han quedado para la posteridad, y que hoy día son recordados con cariño por el gran público en su tierra natal y fuera de ella. Pero hay también toda una serie de personajes en segunda fila que, tal vez sin ser tan conocidos, han quedado grabados a fuego en el imaginario colectivo del pueblo nipón. Maeda Keiji es uno de ellos.
9 meneos
799 clics

Así cortan una lámina de metal una katana y una espada larga medieval  

La katana y la espada larga europea son las protagonistas de la mayor parte de comparaciones en materia de espadas. Los últimos en unirse a esta polémica cuestión son los expertos de Smithsonian, que han decidido hacer pruebas de corte de ambas espadas contra una lámina de metal.
19 meneos
296 clics

Cuando Studio Ghibli envió a Harvey Weinstein una katana

Entre las muchas cosas por las que el ex magnate de Hollywood y violador convicto Harvey Weinstein era conocido era la reedición de películas como mejor le pareciera, ganándose el apodo de “Harvey Manostijeras”. Pero cuando Weinstein estaba tras el lanzamiento de la Princesa Mononoke en Estados Unidos, Studio Ghibli no quedó intimado y le enviaron a Weinstein una espada de samurai para probarlo.
15 4 0 K 90
15 4 0 K 90
5 meneos
151 clics

Los combates de Cagayan, verdades y mentiras  

Vídeo que desmitifica el tratamiento en las redes de los combates de Cagayán en cuanto a que consistió en un enfrentamiento entre samuráis con Katanas y Kenyutsu y soldados de los tercios provistos de roperas y verdadera destreza.
2 meneos
38 clics

Las espadas malditas de Muramasa

Afiladas y mortíferas como ellas solas, las creaciones de Muramasa arrastran cierta fama de malditas. En Japón siempre se ha creído que las espadas tienen alma y, si eso es cierto, las de Muramasa deben de tenerla tirando a oscura. Según se decía, su acero estaba siempre sediento de sangre. En especial, de sangre Tokugawa. La dinastía de shogunes más poderosos de la historia de Japón siempre temió el sinuoso y acerado filo de las Muramasa. Subámonos a nuestra nave negra del misterio y veamos qué hay de verdad tras esta macabra leyenda...
2 0 7 K -94
2 0 7 K -94
2 meneos
35 clics

Hasekura Tsunenaga "el primer samurai español" por así decirlo

Un poco de historia sobre el viaje que hizo Hasekura Tsunenanga, para entablar relaciones comerciales con la gran España y el Vaticano
1 1 8 K -96
1 1 8 K -96
3 meneos
70 clics

El asesino de la catana reaparece en televisión

"Yo fui un asesino". Habla el asesino de la catana. Con 34 años, casado, padre de una niña, broker en la Bolsa y vinculado a un grupo religioso evangelista, vuelve a la pantalla, en esta ocasión en un trabajo documental creado para la cadena en abierto DMax, que lo estrenará este mes. "Me llamo José Rabadán Pardo. Maté a mis padres y a mi hermana cuando tenía 16 años. He sido juzgado, condenado y rehabilitado. De las dos primeras hay constancia, pero de la tercera... ¿quién sabe?".
3 0 4 K -7
3 0 4 K -7

menéame