CULTURA Y DIVULGACIóN

La historia del “ increiblemente estúpido”

#16 Si estaba dispuesto a confesar supuestos crímenes de guerra... por eso dicen que le enseñaron y le pusieron gafas. Lo que no cuadra es que consiguiera unas gafas para hipermetropía cuando supuestamente el problema es que no podía leer ¿Qué oculista se traga eso?
Respecto a que lo eligieran a él para soltarlo, eso sí tiene sentido, ya que por su aparente colaboración era de los prisioneros mejor tratados
#21 por eso, que todo me suena un poco extraño y pillado por los pelos, un poco a propaganda yanki.

menéame