CULTURA Y DIVULGACIóN

La historia del “ increiblemente estúpido”

#1 Ayuso hace exactamente lo contrario y tampoco le va mal.

menéame