CULTURA Y DIVULGACIóN

La historia del “ increiblemente estúpido”

La historia está bien, pero la puta manía de poner un gif gracioso cada tweet es para matar al que tuvo la idea

menéame