CULTURA Y DIVULGACIóN

Unos niños sordos de Nicaragua crearon en 1980 su propia lengua. Y causaron una revolución lingüística

Entre mi grupo de amistades allá por mis veinte había algunos sordos con los que salíamos de vacaciones (e incluso a veces venían a conciertos) y la mitad por no decir la mayor parte del lenguaje de signos que utilizábamos eran convenciones entre nosotros, no el lenguaje oficial, y me consta que en conjunto y dependiendo de su procedencia, manejan una riqueza de idiomas y de dialectos ilimitada.

menéame