CULTURA, CIENCIA, DIVULGACIóN

El lenguaje matemático de las abejas

#38 Y si la abeja tonta se queda mirando el cimbrear del abdomen de la otra abeja, pasa lo mismo.

Una frase hecha muy bonita, pero que no pasa de ser frase hecha ni le quita validez a lo que he dicho: si tú señalas algo, el resto de humanos te va a entender y van a dirigir su mirada hacia el punto exacto donde tú señales.

menéame