ACTUALIDAD, POLITICA Y SOCIEDAD
12 meneos
113 clics

El tsunami y el paraguas. Querer gobernar una polis como si fuera una casa es el fin de la política

Como recordaba Hannah Arendt–, “no necesita justificación”: todas las dictaduras se han legitimado provisionalmente en una fábrica de mentiras: sobre el enemigo, sobre la situación del país, sobre la grandeza del líder.

| etiquetas: identitarismo
10 2 0 K 14
10 2 0 K 14
Un líder capaz de sacar a su clase de una dictadura de otra clase es grande.
Aquí y en Orión.
Anónimo de pricipios del XXI
Excepcional artículo, pero la jode cuando habla de Cataluña, en mi opinión.
comentarios cerrados

menéame