ACTUALIDAD, POLITICA Y SOCIEDAD

“Marica, como te vea te vuelvo normal a hostias”: Agresión homófoba a un activista extremeño LGTBI

#52 de ahí lo que se dice que insulta quien puede, no quien quiere. Si evitas que esas palabras demuestren ofensa contra ti, desarmas a quien quiere ofenderte. A mi, no es una comparación y si un ejemplo, me insultaban muchísimo por las orejas de soplillo que tenía, tuve que ir al psicólogo, este me dio herramientas para demostrar que no me molestaba lo que decían, me apropie de los "insultos" y al reírme de mí mismo, dejaron de insultarme con respecto a las orejas y el resto de insulto ya me resbalaban.
#61 Pero eso no quita que no haya que parar ciertas actitudes sobre los insultos, porque si bien hay personas capaces de darle la vuelta a esos insultos hay otras que no lo son. También tienes un sector de abusones a quiénes les sienta muy mal que les acaben ridiculizando los insultos y luego van a más. El odio al diferente es odio al diferente y eso solo se corrige poniendo los medios educativos que no se están poniendo en este país.
#71 yo siempre digo que el problema de fondo no es más que educación y respeto. Mis padres me enseñaron a respetar, a que no haga lo que a mí no me gusta que me hagan. Independientemente de quien sea quien lo haga y quién lo reciba. Lo que no entiendo es el esfuerzo tan grande que se emplea en luchar contra un tipo de violencia solo por quien es la víctima. Víctimas son todas independientemente de la motivación y se tendría que remediar esa violencia en la educación con un mensaje simple, sin complicaciones. no a la violencia, respeta a todos.

menéame