ACTUALIDAD, POLITICA Y SOCIEDAD

Andrea Sanchis, reportera de Telecinco, responde a los manifestantes que la tocan e insultan

#73 No todos los hombres van vejando mujeres, así que no perjudican a "cualquier" hombre.

Por esa regla de tres también podría decir que el hecho de que la palabra de un policía valga más que la de un ciudadano súbdito, también perjudica a cualquier súbdito, ¿no?
#74 Cualquier hombre es perjudicado en cuanto su palabra no vale nada ante una acusación en falso, que incluso cuando resulta muy obviamente falsa y puedes demostrar tu inocencia con rapidez, ya te ha jodido la vida.

Que la palabra de un policía valga más que la de un ciudadano, tiene el potencial de perjudicar a cualquier ciudadano, en efecto. Pero en la gran mayoría de los casos les beneficia. Porque bien utilizada sirve para castigar a los malos, lo cual protege a los buenos, pero sobretodo y por encima de todas las cosas, porque si se utiliza mal tiene consecuencias graves para quien así lo hace. Si eres policía y te pones a mentir para aprovecharte de la circunstancia y te pillan, te puede caer un buen puro. En cambio las mujeres que acusan en falso se van de rositas, salvo contadísimas excepciones. No sólo se van de rositas, además consiguen beneficios muy gordos mientras se sostiene la mentira. Mentir para ellas es un chollo, y hay organizaciones enteras que se encargan de recomendar estas estrategias. Vomitivo.
#75 En el último párrafo puedes cambiar a policías y mujeres y tendría el mismo sentido: muy pocas mujeres mienten, les beneficia para castigar a los malos, su palabra mal utilizada les deja en mal lugar (como grupo), etc... El puro que le cae a un policía es en días sin empleo y/o sueldo, rarísimo es el caso de inhabilitación de por vida (¿conoces alguno?), y de sobra es conocida su unión de grupo para taparse entre ellos.

Bonus: las mujeres no llevan pistola ni van siempre en grupo, lo que acentúa su indefensión, y no todos tenemos un policía en la familia (por la empatía por cercanía).

menéame