ACTUALIDAD, POLITICA Y SOCIEDAD

Greta Thunberg: “Necesito un descanso”

Greta, con sólo dieciséis años ha conseguido que se hable del clima y de las consecuencias de nuestra forma de vida actual para ella, su generación y las venideras. Yo creo que, para su edad, para ser una niña, ya ha conseguido mucho. Como otras niñas valientes, Malala, por ejemplo. Y, en esta sociedad, conseguir hacerse oír, obligar a reflexionar a la sociedad, ya es todo un logro. Otra cosa, es que la sociedad decida actuar o no ( véanse las conclusiones de la COP25).
#17 No, se lleva hablando del cambio climático desde hace décadas.
No me compares a Jule Charney o John Sawyer (por poner solo dos ejemplos) con una niña gritona "que le han robado la infancia".
#19 Ya. He tenido que buscar los nombres para saber quiénes eran. ¿Y bien? Cada persona aporta cosas distintas. Esta niña NO es una científica, ni lo pretende ser, ni se le escucha por eso. Ella se ha transformado en la voz de la conciencia que nos dice que no lo estamos haciendo bien y que qué futuro vamos a dejar a la siguiente generación (así, en singular, pues todo se derrumba). Creo que esta niña “gritona” como dices tú despreciativamente está consiguiendo mucho más de lo que cualquiera con conciencia ecológica pensáramos hace sólo un año. Tiene mérito, mucho mérito. Lo triste es que hayamos necesitado vernos en el espejo de la mirada de esa niña (y los muchos y muchas niños y niñas que la han imitado en el mundo -de ahí su poder) para sentirnos obligados a enfrentarnos al PROBLEMA, aunque sigámoslo haciendo de boquilla y, algunos como tú, se dediquen a vilipendiar a una niña, sólo por ser niña y no un genio científico. Ella sólo pide lo que cualquier niño, que les cuidemos y les demos un futuro. Pero tú céntrate en tu odio estúpido y mírate el dedo, o la punta de tu nariz. No ves más allá.
#20 esta niña no ha aportado nada. Ni voz ni leches.
¿Quieres voces sobre la protección y conservación del medio ambiente? Prueba con Jaques Cousteau, Rodríguez de la Fuente, Gro Harlem o Rachel Carson; pero no me vendas a Greta como adalid de nada, más allá de la proyección que le ha dado el marketing.

menéame