edición general

Josep Ramoneda: "El final de la democracia posfranquista"

No hay que olvidar que la elección de Rubalcaba ha sido acertada (politicamente hablando, claro), como así han reflejado las encuestas desde la renuncia de Zapatero.

No creo que refleje más un signo de una clase política sin disposición alguna de avanzar que la realidad de una sociedad cómoda con personajes de una aparente solvencia. Mientras en Estados Unidos la imagen de un presidente joven, afroamericano y con ideas frescas atrajo a un electorado harto de unas políticas caducas, el posible cambio en España nos llega en el momento más álgido de una terrible crisis.

¿Habría sido un buen presidente Zapatero de no verse superado por las circunstancias? Me atreveré a afirmar que sí. Sin duda alguna, sus primeras políticas presagiaban tal cosa: Matrimonio homosexual, avances sociales y la idea inequívoca de romper con la democracia postfranquista. Al estado de derecho español le había llegado la hora de superar la pubertad.

Dos años de recortes, malas decisiones, fricción constante entre los dos grandes y un viaje con rumbo a la deriva de un gobierno supuestamente socialista han relegado a ese estado de derecho postpúber a la inmobilidad de quién se resiste a emanciparse por temor a la incertidumbre futura.

Ante tal panorama, y mientras unos cuantos encuentran en la manifestación constante de su indignación un escape para la frustración provocada por esta incertidumbre, los partidos optan por aferrarse a lo conocido. A lo que un día funcionó. Y la sociedad, aterrorizada ante cualquier cambio que diluyera sus ya de por si mermados derechos, aclaman a las viejas glorias. Las únicas capaces de reconducirnos, a la espera que cuando las cosas mejoren, estemos preparados para emanciparnos.
#2: "¿Habría sido un buen presidente Zapatero de no verse superado por las circunstancias? Me atreveré a afirmar que sí. "

Zapatero PROVOCÓ en gran medida las circunstancias. No hizo nada para impedir la burbuja inmobiliaria, que fue lo que causó en España la crisis.
#2 Un tío que anda diciendo no a la guerra pero que la mantiene en Afganistán, un tío que permite que España venda armas a estados terroristas como Libia o Israel. Un tío que permite que capen a la justicia española a nivel internacional... un tío que promete que se va a acabar el paro por su talante...un tío que se presenta a unas elecciones mintiendo sobre la situación de la economía....
Para mi ese tío no es de fiar, y no es de ahora.

menéame