edición general

Josep Ramoneda: "El final de la democracia posfranquista"

La sensación de que la democracia está enquistada, en manos de una casta convertida en grupo de intereses, incapaz de renovarse en las personas y de regenerarse en los comportamientos, está muy extendida. La indiferencia ante la corrupción no hace más que agudizar esta impresión de una esfera política gastada, cargada de complicidades con el dinero y con los medios.

Premio a la definición.

menéame