EDICIóN GENERAL

Rouco dice que los 'indignados' tienen problemas con sus almas

Nuestras almas están oprimidas y nuestros espíritu aplastados por aquellos que atribuyen a sí mismos la autoridad moral para juzgar nuestras vidas y obligarnos a someternos a poderes ejercidos desde la violencia, como fue el caso del papel de la Iglesia católica y su Cruzada Nacional en tiempos del Golpista, criminal y dictador Francisco Franco.

Yo no sé cuando fue, que con tanto dogma, tanta complicidad con el poder, tantos y tantos crímenes, como la inquisición, las cruzadas o los abusos a menores, la jerarquía eclesiástica perdió su mensaje cristiano original y se convirtió simplemente en católica.

menéame