edición general

Rocío de Meer (VOX) la lia en twitter

En 1943 los alemanes construyeron el cañón Gustaf: un cañón de más de 1000 toneladas y que era capaz de disparar morteros de 800mm y que se transportaba mediante una vía férrea. Su montaje podía tardar hasta una semana y la recarga de cada munición podía tomar hasta 2 horas.

Pues bien: ni el tamaño ni el peso del Gustaf se comparan a las toneladas de polla que nos importa tu opinión de mierda.

menéame