edición general

La dislexia digital, las faltas de ortografía y los pedantes

#0 estoy contigo. Si te equivocas en una falta de ortografía, no pasa absolutamente nada. Ahora, si te equivocas en una cuenta, se te cae el puente. Abundan los hombres anuméricos, muchos de ellos profesores de lengua, incapaces de resolver una ecuación de primer grado o calcular un porcentaje, pero dándole una importancia suprema, vital, a algo tan intrancesdente como es la ortografía, como si escribir sin faltas fuese el summun de la inteligencia.
#94 Saber escribir correctamente no es equiparable a una ecuación, sino a una suma. Para mí alguien que no es capaz de escribir un discurso sin hacer sangrar los ojos pues no me transmite mucha confianza sobre sus capacidades, porque si después de diez años de enseñanza obligatoria no eres capaz de algo tan básico como distinguir entre haber y a ver, o hacer una suma simple, pues o eres una persona mentalmente torpe o alguien con muy pocas ganas de aprender. Y ninguna de las dos cosas denota inteligencia en su sentido más amplio, aunque seas capaz de diseñar una nave aeroespacial o recitar de memoria El Quijote.

PD. Esto, obviamente, excluye a las personas que por su edad o circunstancias socioeconómicas no tuvieron acceso a una educación y a las personas con trastornos que dificultan su aprendizaje.

menéame