edición general

Un año fumigando contra el coronavirus y otros casos de “teatro pandémico”

En ese listado de teatros me falta el mayor de todos, el saludo con el codo en la tele.

Pablo Motos tiene a todos sus invitados y colaboradores sin mascarilla, horas hablándose a un palmo, pero, ooh por favor, saludémonos con el codo, no vaya a ser...

Lo mismo con Masterchef, que fue el primer sitio donde vi cómo se gritaban a la cara pero después compungidos porque no se podían abrazar...

menéame