edición general

Podemos pide "un Amazon público" para competir contra Bezos y Aliexpress

Anteayer leí esta noticia: www.elespanol.com/quincemil/articulos/actualidad/oleiros-a-coruna-proh
Por dentro pensé- ¡Ha comenzado la revolución!
Me refiero a la revolución contra las empresas digitales, grandes como dinosaurios, multinacionales que a cada momento aumentan su beneficio, explotando de manera centralizada y globalizada la economía local. Tenemos varios ejemplos, en el turismo Booking, que se junta con Airbnb, en los taxis Uber, en los repartos Glovo y Amazon con las ventas online, no son del todo iguales pero se pueden ver patrones en común, metamos pa la saca Google y Facebook ¡Ándalee!
Estas empresas se caracterizan por haber generado un clima económico al que denominamos "guerra comercial" y tienen doble filo, uno malo y uno bueno, 'ta claro.
Por un lado traen la utilización de la tecnología digital de forma deliberada, son startups que se mantienen up y eso es porque son capaces de hacer muy bien las cosas; competir a nivel local ofreciendo servicio atractivo e innovar con servicios hasta ahora imposibles y por lo tanto inexplotados.
Por el otro lado traen una tecnología fiscal y una explotación laboral enfermiza, crecen de manera vírica y nos dan vértigo a los que pensamos, se llama MIEDO a perder lo nuestro.
Esto me llevó a pensar que el gobierno correspondiente debería tomar medidas y emprender en este sentido. A lo que en mi caso sería el gobierno Valenciano haciendo una especie de booking con todos los pisos de valencia y le hiciéramos en pocas palabras- Competencia desleal a los hijoputas con la colaboración del estado.
Durante un tiempo pareció buena idea, pero la realidad supera la ficción y aparecieron varias cosas, uno es que ya se hizo, de hecho desde las administraciones lo están intentado, crear una plataforma para ello sin pretensiones febriles como las mías.
Por otro que al contar mis temas a mis compañeros de parloteos, pues pude ver que no todos pensamos igual. Resulta que estas compañías dan muy buen servicio y al sacare el resultado incluyen el resto a la división que teníamos antes. En algunos casos han supuesto una nueva forma de repartir recursos... digamos, más beneficiosa para el populus. Y es que me cuesta decirlo pero lo que ellos hacen es difícil. Cuando llegó booking.com todo cambió para mi amiga. En su familia disponen de un pequeño hotel y en el mundo anterior no tenían poder negociador con los tour-operadores, así que tenían una pequeña parte del pastel. Pero al hacerse todo por internet y sin intermediarios, la cosa les fue mejor y mejor, se produjo una forma de democratización en las relaciones clientelares gracias a la transparencia que una empresa como booking.com fue capaz de crear, algo nunca antes visto. Por eso mi visión estatal de comunismo2.0 no iba a ser nada que ella fuera a aceptar, se creo comprensión por mi parte, no tenemos las mismas vivencias ni creencias y bien que nos entendemos.
Me imagino por un momento a funcionarios del gobierno valenciano organizando un booking.com con la cantidad de movidas que pasan por esos teléfonos y creando un producto rápido y eficiente con toda la negociación y servicio clientelar impecable para sacar esos centenares de millones cada verano y administrarlos con honestidad.
Será que tenemos que coger lo mejor de cada cosa. Si a las empresas las dejamos hacer lo que quieran no vamos a levantar cabeza y se ha visto que tensan la economía hasta niveles que pueden cambiar la forma de vida del ser humano, así dicho fácil, piense-sé cuatro veces este cambio lo que ha supuesto. Esto significa que la lucha está servida.
La confianza es algo que no viene dado porque sí, sino por la inercia que tienen las cosas. Gobiernos en españa= confianza a la baja. Gánense la confianza, reglando justamente, hay mucho por construír. Si crean un servicio público, puede que sea una buena idea y será bueno ir haciéndolo por estrategia, que crezca para que pueda tener peso, pero cuidado... Ustedes son el estado. Y no es fácil ni todos van a dar su apoyo. Si portan la eficiencia a la baja y reglan a la contra, tendremos un cuerpo funcionariado que se nos atraganta- ¿Otro? no habrá un estado para regularles a ustedes por lo tanto prefiero que se dediquen a reglar y preocuparse de la calidad real del trabajo y el servicio y evitar que se cree monopolio de los mercados.
Saludos a toda esa biomasa!

menéame