edición general

Derrota tras derrota (Quequé)

Perdimos desde el mismo momento en que el líder de la nueva izquierda, la verdadera, usó su recién estrenado sueldo de diputado para comprarse un chaletazo, dejando de solidarizarse con los obreros que nos tenemos que conformar con 90 metros o menos y que le votamos al ser uno de los nuestros. No se deja a nadie atrás, compadre, pero atrás dejó a muchos de sus votantes para pasarse al lujo como un liberal del tres al cuarto. Desde ese momento comprendí que todo había sido un estudiado estratagema para engañar al nicho de votantes descontentos y desesperanzados con lo que estaba quedando de la izquierda en esos momentos. UP, con Pablo Iglesias a la cabeza, es la máxima decepción para la izquierda obrera desde Felipe González. Pura casta y fábrica de estómagos agradecidos. No con mi voto.

menéame