edición general

No te suscribas a ese canal

Lo que dice es bien sencillo: pasar de ellos, desuscribirse de sus canales, ya sean de Youtube, Twitch o cualquier otra que les dé dinero, y ya está.

No es así en el caso de futbolistas, tenistas, actores y demás famosetes de anteriores generaciones, que se financian por medios que el resto de la gente apenas podemos comprender y controlar.

Ojalá fuera igual de fácil: darle a un botón. No es tan fácil como no recurrir a esa marca que usa la figura pública del famosete. Beber CocaCola es demasiadas veces la única opción que dejan en muchos bares, por mencionar un ejemplo.

menéame