edición general

Un museo con restos arqueológicos dentro de un Lidl, la nueva atracción de los irlandeses

Valencia, más concretamente el centro histórico, está repleto de comercios y casas particulares que dejan ver restos de edificios, murallas, calzadas, etc... de romanos, musulmanes y todo quisqui que ha estado por aquí.

Así a bote pronto me viene a la cabeza una peluquería, una tienda de ultramarinos, varios restaurantes y un edificio donde los bajos están ocupados por un enorme cristal que permite su visión directa tanto desde la calle como desde el interior.

menéame