edición general

Una izquierda que ofrezca su cuello al cuchillo

#70 Mi abuelo siempre contaba, aunque nunca entraba en muchos detalles, que una vez no quedaban soldados rojos en un pueblo es cuando enviaban a los moros, a divertirse.

menéame