edición general

Una izquierda que ofrezca su cuello al cuchillo

#16 No en combate. Su fama viene por lo que hacían en plan terror en zonas "liberadas". He leído bastantes testimonios de soldados republicanos al respecto y comentan de que tendían a ser especialmente cobarde en situaciones de desventaja y que eran de los primeritos en salir por patas y que eran muy traicioneros. Sé que es una generalización brutal pero en lineas generales los soldados republicanos a quién tenían respeto era a la legión, no a los "moros" ni a los regulares.
#56 La verdad, no tengo mucha información al respecto ni tiempo ahora mismo para informarme aunque en su día leí que en batalla eran muy destacados, no obstante puedes tener razón. De todas formas lo que sí he encontrado googleando dos minutos es que los regulares son la unidad con más condecoraciones del ejército español, obtenidas la mayor parte de ellas en la guerra civil.
#70 Mi abuelo siempre contaba, aunque nunca entraba en muchos detalles, que una vez no quedaban soldados rojos en un pueblo es cuando enviaban a los moros, a divertirse.
#162 Algo debe de contar ¿por qué les daban más condecoraciones a los moros que al resto? ¿tenían interés, por propaganda, en mostrar a los moros como mejores combatientes que el resto? no veo por qué esa propaganda. Pero que puede ser no quiero ir de listo eh si no soy experto en esto.
#56 A los que mas temían era a la artillería.

Mi abuelo en su biografía tiene escrito que una vez en una refriega en las montañas de Leon tenían un paso clave para el paso de camiones de abastecimiento controlado desde arriba con ametralladoras por lo que no habia manera de entrar, entonces lanzaron a los moros montaña arriba, pero en cuanto empezaban a "barrer" con las ametralladoras se deban la vuelta, hasta que desde abajo los franquistas pusieron unos morteros. Los tiro de los morteros no alcanzaba ni a media montaña por lo que no eran un amenaza para las posiciones de ametralladora, pero si que servían para evitar que los moros se dieran la vuelta y los cuales entre la ametralladora y el mortero elegían la ametralladora. Calleron como moscas, pero al final se hicieron con las posición. A los que defensores, que eran muy pocos, les dio tiempo a escapar

menéame