EDICIóN GENERAL

Alerta Roja, MUTE: qué pide el mundo del espectáculo el 17 de septiembre

No esperaba menos, por desgracia, de los comentarios de esta noticia: chistes, mofas y desprecio en general hacia este colectivo que es, por cierto, muy heterogéneo, pues no son solo artistas los que padecen esta situación.
Para quienes comentan sin leer la noticia, el colectivo que aglutina a MUTE reivindica medidas de apoyo similares a las de otros grupos, que se trate a la cultura como industria, de la misma forma que a la industria del automóvil o a la industria del turismo, además de otras medidas que no tienen que ver con la actual situación y que vienen de largo como la disminución del IVA a la cultura.
A veces es fácil soslayar la importancia económica de los espectáculos en vivo y de la cultura en general, pero es una actividad económica en absoluto desdeñable. Si alguien quiere números de esto, solo tiene que echar un vistazo a los anuarios que publica la SGAE y que son muy detallados.
Sin embargo, aunque no fuera económicamente rentable -y sí que lo es- la cultura genera una riqueza inmaterial igualmente importante.
Si no es responsabilidad del Estado proteger la cultura, ¿de quién va a ser? ¿La ley del mercado? ¿Esa misma ley del mercado que, según los sectores, capitaliza beneficios y socializa pérdidas? La cultura es un derecho tan importante como el derecho a la sanidad o la educación y como tal debe ser protegido.
#20 Yo creo que el discurso lo tenias preparado incluso antes de entrar.
#20 La teoria esta muy bien, pero en la practica tenemos cosas como la SGAE... Dinero para los amigotes.
Aun asi algo habra que hacer.
#37 Los follones de la SGAE han venido, sobre todo, del ámbito audiovisual y fonográfico, que es donde está la pasta de verdad. Los espectáculos en vivo, en comparación con ese otro sector, es mucho más prosaico y sencillo de administrar: el 10% de la taquilla es para autores. Dicho esto, ojalá implosionara la SGAE (poco le ha faltado) y fuese el Estado quien administrase los derechos de los autores.

menéame