EDICIóN GENERAL

Desesperación de los propietarios frente a las ocupaciones que afectan a casi 14.000 familias

me encantaría que se te metieran unos gitanos en casa. No hay nada como sufrir en las propias carnes.

menéame