EDICIóN GENERAL

"Cuando Juan Carlos I te daba el toque, la gente se cagaba encima"

#4 De la wikipedia...
Bárbara Rey ha sido una de las amantes del rey Juan Carlos I de España. Fue el entonces presidente del Gobierno, Adolfo Suárez, quien se la presentó en 1976 en un acto de campaña de su partido, Unión de Centro Democrático. Bárbara Rey (seudónimo de María García García) era entonces una «actriz de destape de belleza impactante, muy sexy, con las piernas largas, una voz sensual, una simpatía desgarrada, y un descaro lleno de picardía».10 Ambos se solían citar en un piso ubicado en una urbanización de Boadilla del Monte, siempre bajo el «control» y la «protección» de los servicios de la seguridad del Estado, el Cesid (hoy denominado CNI)

En 1994 el rey trata de romper la relación, y entonces ella decide chantajearle con vídeos de sus encuentros íntimos que había grabado con ayuda de un familiar. La extorsión continuó hasta mayo de 1996, en que el presidente José María Aznar ordenó la paralización inmediata de los pagos. Bárbara Rey ofreció un acuerdo definitivo: cobrar de una sola vez un «generoso finiquito» y olvidarse para siempre del asunto. El Gobierno temía, más que el escándalo sexual, la revelación de secretos de Estado que el rey habría compartido con ella en la intimidad, como su papel en el 23-F. .


De putas con el servicio de la seguridad del estado que pagamos todos vigilandole la puerta, y revelando secretos de estado.

Según antiguos altos mandos del Cesid, los pagos se abonaban a través de una cuenta del Kredietbank de Luxemburgo y de otras cuentas opacas: «En Suiza habíamos abierto cuentas secretas a nombre de identidades falsas y de sociedades interpuestas. Tanto el dinero como las joyas y los regalos se pagaban en su mayoría desde la propia Presidencia del Gobierno con cargo a los fondos reservados

Perdón. De putas, con el CESID vigilando la puerta, y pagándolo con los fondos reservados.

menéame