EDICIóN GENERAL

"Cuando Juan Carlos I te daba el toque, la gente se cagaba encima"

tenemos la cara de los reyes en las monedas, su nombre en premios, calles, parques, plazas, etc y hasta bien entrado Internet y el nuevo milenio había que tratar a la monarquía con extrema precaución (y la incipiente libertad con este tema puede volverse a ir según que partido llegue al poder). Luego vemos como tratan los norcoreanos con su amado lider Shunyun y nos reímos de ellos. {0x1f61e}
#7 Según qué partido entre al gobierno, no al poder. El poder sabemos quién lo tiene hace décadas
#7 Eso es, empecemos ya con las comparaciones delirantes. Corea del Norte no está nada mal; pero la Alemania nazi es más clásica. Si quieres quedar de cultureta puedes probar con Sudán o algún otro de Africa Central (porque Cuba y Fidel Castro mejor no verdad?).
#50 Pues la comparación es bastante acertada.

Por cierto, una tila por la mañana calma nervios y mansa prejuicios.
#56 Eso digo yo, que alguno parece empezar la mañana a tope de litio.

Y ya que vivimos en Corea del Norte, qué haces navegando por cualquier página de Internet? Creo que pronto van a aporrear la puerta de tu casa...
#50 Es que no sabía con seguridad si el resto de líderes han logrado reproducir y mantener su personalidad de forma tan masiva y durante tanto tiempo como nuestros dos últimos reyes. Corea del Norte era el ejemplo seguro, pero los sátrapas tercermundista suelen ser más inestables y efímeros (¡también Hitler duró muy poco en comparación!). Habría que irse a otras monarquías europeas, como la inglesa, que se han mantenido durante más tiempo, pero igual desconozco la cantidad de culto a la personalidad (en forma de monedas, estatuas, placas de calles, etc), de censura y de lameculismo que describe #73
#80 en Asia central. Alguno entre Kirguizistán, Turkmenistán,Tayikistán, Uzbekistán y Kazajstán.
#7 Ríos de tinta dedicados a la buenísima persona que es (campechano es una palabra que ya se ha quedado para él), leyendas como que aparece en moto por las noches para ayudar desinteresadamente a automovilistas en apuros, ponemos a su familia a competir en Juegos Olímpicos (en un deporte como vela que no requiera de su verdadera intervención, claro), abanderando incluso el desfile inaugural de Barcelona 92, manda a callar de malas maneras a un presidente extranjero en plena cumbre internacional, en uno de los mayores patinazos diplomáticos de nuestra democracia, y la prensa y tv nos lo vende por ello como héroe nacional, etc, etc...

menéame