EDICIóN GENERAL

"Cuando Juan Carlos I te daba el toque, la gente se cagaba encima"

"Si a usted le parece sórdido que Quim Monzó se ría de los reyes, quizá es porque no conozca los motivos por los que la TVE de García Candau dio un programa a Bárbara Rey, cuya entrañable amistad con Juan Carlos I había implosionado y necesitaba ser encauzada de alguna manera.. Pero de este asunto ya hablaremos otro día..."


Joder, a cuanto ascenderá la factura de la descontrolada bragueta de este señor.
#4 Cuándo se empezó a llamarse Bárbara Rey?
#6 Se llamaba Lola Castresana, pero de tanto recibir mensajes "estás bárbara, el rey" adoptó ese nombre artístico.
#12 ¿Castresana o Cortesana?

Aunque bien podría ser lo primero, el putero siempre fue muy castrense.
#17 meretriz,la palabra que buscas es meretriz. {0x1f61c}
#46 "el putero siempre fue muy meretriz"
#81 me gustaria contribuir proponiendo no cambiar nada que lleve Juan Carlos I(escuelas, teatros, calles etc..), sino simplemente agregar " El Putero".

Nada mas justo para honrar nuestra historia
Si, me encantaria que hubiera 10000 colegios "El putero". A ver si asi aprendemos de una puta vez, que van siglos con la misma puta dinastia, a ver si el siguiente nos sale mejor.....:wall: :wall: :wall: :wall: :wall:
#4 Lo único que dijo Monzó fue que la Infanta se cayó del caballo y había tenido que pedir la baja laboral. Recuerdo el escándalo que se armó por semejante tontería. Hoy día no sería más que un chiste malo más dentro del huracán de chistes sobre la Casa Real.
#49 Hoy pediría perdón por el retraso.
#4: Sí, y luego no había dinero para nada... menudos jetas. :-(

Ojalá al menos declarasen nulas algunas medidas adoptadas en los años 1980s y 1990s y que seguimos padeciendo hoy.
#4 De la wikipedia...
Bárbara Rey ha sido una de las amantes del rey Juan Carlos I de España. Fue el entonces presidente del Gobierno, Adolfo Suárez, quien se la presentó en 1976 en un acto de campaña de su partido, Unión de Centro Democrático. Bárbara Rey (seudónimo de María García García) era entonces una «actriz de destape de belleza impactante, muy sexy, con las piernas largas, una voz sensual, una simpatía desgarrada, y un descaro lleno de picardía».10 Ambos se solían citar en un piso ubicado en una urbanización de Boadilla del Monte, siempre bajo el «control» y la «protección» de los servicios de la seguridad del Estado, el Cesid (hoy denominado CNI)

En 1994 el rey trata de romper la relación, y entonces ella decide chantajearle con vídeos de sus encuentros íntimos que había grabado con ayuda de un familiar. La extorsión continuó hasta mayo de 1996, en que el presidente José María Aznar ordenó la paralización inmediata de los pagos. Bárbara Rey ofreció un acuerdo definitivo: cobrar de una sola vez un «generoso finiquito» y olvidarse para siempre del asunto. El Gobierno temía, más que el escándalo sexual, la revelación de secretos de Estado que el rey habría compartido con ella en la intimidad, como su papel en el 23-F. .


De putas con el servicio de la seguridad del estado que pagamos todos vigilandole la puerta, y revelando secretos de estado.

Según antiguos altos mandos del Cesid, los pagos se abonaban a través de una cuenta del Kredietbank de Luxemburgo y de otras cuentas opacas: «En Suiza habíamos abierto cuentas secretas a nombre de identidades falsas y de sociedades interpuestas. Tanto el dinero como las joyas y los regalos se pagaban en su mayoría desde la propia Presidencia del Gobierno con cargo a los fondos reservados

Perdón. De putas, con el CESID vigilando la puerta, y pagándolo con los fondos reservados.
#4 Quim Monzó es un fantástico escritor de relato corto. (Aunque no tiene que ver mucho).

menéame