EDICIóN GENERAL

29 ultras imputados, la mitad de Yomus, por los ataques fascistas de Valencia

Pero también hay que agradecer la gran cantidad de pruebas documentales aportadas por los propios agresores fascistas que, para satisfacer su ego y por su "gesta patriótica", difundieron profusamente en sus redes sociales cantidades ingentes de imágenes y vídeos que están ayudando a identificar a los autores.
Hay que ser rematadamente imbécil para ser un fascista, así que es de cajón que fueran tan rematadamente imbéciles para subir ellos mismos a internet las pruebas que les inculpaban.

menéame