EDICIóN GENERAL

Por qué las espartanas se disfrazaban de hombre en su 'noche de bodas': el secreto de la erección

#9 aquí un gay que decidió "ser gay" a los 24 "por probar" a tener sexo con un amigo al que le parecía especial (no sexualmente hablando). El primer beso me costó un esfuerzo impresionante, ya que me parecía algo demasiado "raro". En la sociedad donde había crecido dar un beso a otro hombre por aprecio o amor es algo despreciable, de bujarra, de poco hombre. Una vez roto ese muro te das cuenta de quien realmente eres y dejas atrás todos los perjuicios que esta sociedad cristiana nos ha dado.

Conozco otros casos de amigos que probaron a tener sexo con hombres y después de comparar, optaron por seguir teniendo sexo con mujeres. Pero ninguno dijo que el haber tenido sexo con un hombre le había parecido "asqueroso" o "repulsivo", sino "menos intenso" que el que tenían con mujeres. (para los gustos los colores...)

Mi experiencia podría confirmar, repito PODRÍA confirmar lo que comentas, aunque es difícil de generalizar y a parte a ningún "hetero" le gusta esa opción dónde quepa la duda de que realmente sea hetero o no. "Yo soy el mas macho de los machos y por eso me gustan las mujeres"

Del mismo modo he conocido casos de hombres "afeminados" (o no tan "viriles"), los cuales eran heteros y han tenido mil problemas en encontrar una pareja femenina. Alguno de ellos incluso intentó tener relaciones sexuales con hombres (como no soy tan macho, debo de ser gay...) las cuales no disfrutaron con el mismo placer e intensidad que cuando las tenían con mujeres.

Otro ejemplo que se podría mencionar es que trece de los primeros catorce emperadores romanos sostuvieron ser bisexual o exclusivamente homosexual. (es.wikipedia.org/wiki/Homosexualidad_en_la_Antigua_Roma)

El único error que veo en tu comentario es el "dar por sentado" que la heterosexualidad no existe. Yo creo más bien que sólo existe la bisexualidad, pero la sociedad y la cultura heredada de las religiones "modernas" nos encarrila y ciega hacia solamente una opción, excepto en casos extremos donde el sujeto se siente desde una temprana edad ya atraído por sujetos de su mismo sexo.

menéame