EDICIóN GENERAL

Iberia, Globalia y el gobierno: el endiablado galimatías para un rescate

El grandísimo problema del dinero de la reconstrucción es gestionarlo correctamente y que no se utilice, como siempre, para mamandurrias, corrupción, etc.
¿Quién va a fiscalizar su buen uso?

menéame