EDICIóN GENERAL

Mil empleados de Nissan Barcelona pactan acudir a la fábrica de Nissan en Cantabria «para pararla»

Leyendo esta conversación: si alguien crítica mi revolución de primero de carrera y mi odio al patrón es un fascista y lo mando al ignore, no sea cosa que vaya a cambiar de idea.

menéame