EDICIóN GENERAL

"He visto a un médico entrar en una residencia y decir: 'mórfico, mórfico, mórfico'

Ante la falta de espacio y recursos, lo que nos ha tocado hacer con muchos de nuestros pacientes es evitar su sufrimiento. Y con la analogía de la morfina se describe simplemente eso. No os creáis que es agradable humano y profesionalmente. Pero no es nuevo de ahora, lo único que la pandemia lo acentúa y publicita ante la opinión pública.

menéame