EDICIóN GENERAL

Programadores antiguos vs programadores de hoy

#69 Mi Amstrad era un PC2286/40 a 12'5 Mhz, 40 Mb de disco duro y 1 Mb de RAM, comprado en un Pryca en el año 90 por 150 mil pelas de la época. Me dió muy buenos resultados hasta que se me quedó anticuado y pasé directamente al primer Pentium a 120 Mhz que salió al mercado (y que parecía un 747 despegando por el ventilador de la CPU) :-P

Era este modelo de la foto.  media
#73 Te envidio. No lo tendrás ya, ¿no?

Que digan todo lo que quieran de si la envidia no es buena. Me da igual.

Ese ordenador lo tuvo un amigo mío de Barcelona, de mi infancia, que era un poco más mayor que yo y vivía cerca de mi casa. Le puso una Sound Blaster ASP y lo conectó a su equipo de música. De mi XT a 8 MHz a su (bueno, tu) 286 era un cambio notable. Pero eso me hizo investigar más sobre mi propia máquina y descubrí que también era de 16 bits. Igualmente, la diferencia con procesadores 286 era tirando a altita.

PD: Realmente, como ciertamente la envidia no es buena, reconozco que cada uno vive la situación que marca su destino. Estoy contento con lo que tengo y tuve, y agradezco mucho la máquina que pude tener en mis manos. Pasé por placas 286 al cabo de bastante tiempo pero no fueron Amstrad sino otros modelos (las puse entre maderas en mi caja, ya que no eran compatibles) y eso me hizo descubrir muchísimas cosas.
#78 Pues no, hace años (bastantes) que me deshice de él. Sorry.

La verdad es que a parte de instalar 40 mil veces MS-DOS y Windows 3.0 y 3.1 no le hice mucho más, porque estaba todo el día probando juegos y toqueteando cosas del sistema, además de hacer mis primeros pinitos en programación con Quick Basic. Mi bautismo de fuego trasteando con hardware fue con el Pentium, ya que nada más comprarlo tuve problemas con el procesador por el tema del calentamiento, la pasta térmica, el ventilador e incluso la placa base. Vamos que me salió una rana Goliath el puto Pentium, pero al menos me sirvió para aprender bastante sobre hardware. :-)
#86 De un 286 a un Pentium. ¿Así, tal cual, directamente? No pasaste por 386 ni 486? ¡No está mal! Una preguntilla, ¿qué hiciste con el Amstrad? ¿Lo regalaste?

menéame