EDICIóN GENERAL

TVE condena el hostigamiento a uno de sus periodistas en la protesta de Vox y muestra qué ocurrió tras la cámara

Basicamente ignorantes, idiotas que avergüenzan al resto de los españoles; deberían prohibir el uso de la bandera en actos políticos.
#9 ...o usarla todos. Si todos los partidos la usaran se les acabarían las ganas de apropiársela.
#14 a los que se les quitan las ganas ni de mirarla es al resto de la gente viendo como esta panda de descerebrados la usa como su símbolo de identidad exclusivo.
#28 pues está ahí para todos y representa a todos, izquierda y derecha. La están convirtiendo en su símbolo de identidad exclusivo porque los demás no la usan. Si la usaran dejaría de servirles y buscarían otros símbolos.
#33 Si, la táctica mas apropiada para recuperar la patria es discutida...
Que son basura fascista robapatrias, no.
#14 Yo soy internacionalista, considero los nacionalismos un cáncer que ha causado tantas guerras como la economía o puede que incluso más, pienso que la patria es un invento y una herramienta de los poderosos para manejar a las masas, y no quiero saber nada de ningún símbolo nacional, sea la bandera española o cualquier otra cosa. No estoy dispuesto a abandonar mis ideas y convertirme en nacionalista sólo por disputarle esos símbolos a los fachas.

Y como yo, hay mucha más gente en la izquierda. O al menos eso quiero pensar. Sé que en el anarquismo los hay, en el comunismo y la socialdemocracia puede que no tanto, pero debería haberlos. Los nacionalismos han hecho mucho daño a la izquierda. No hay más que ver lo que pasó en Indochina, con Vietnam y Camboya, ambos países comunistas, guerreando entre sí. O en Yugoslavia. O incluso a una escala mucho menor pero es un caso mucho más cercano, aquí mismo la CUP de la manita con la derecha nacionalista catalana, todo sea por el prusés de los cojones...

Cuidado con según qué tácticas que se proponen para combatir a la extrema derecha. De la misma forma que no trago con que la solución contra los discursos racistas e islamófobos sea que los propios partidos de izquierda frenen la llegada de inmigrantes y expulsen a los que ya hay, tampoco trago con que la solución contra el nacionalismo de la ultraderecha sea volvernos nacionalistas nosotros. Es una solución que además he visto ya alguna vez ser defendida por cuentas fake de la extrema derecha haciéndose pasa por izquierdistas, y cuando eso sucede debería obligarnos a plantearnos como mínimo una cuestión: ¿para qué combatir a la extrema derecha, si no es por los valores y el discurso que defienden y que pretenden poner en práctica? Si al final la izquierda se deja contagiar de esos valores y ese discurso, ¿qué más da que nos gobiernen unos o los otros?
#38 Efectivamente la idea de patria se suele utilizar como un medio para potenciar un discurso político y seguramente a los que ahora lo promueven (extrema derecha) les importa tanto como a los que se enfrentan a ellos. Cada vez estoy más convencido de que la ideología en los partidos políticos de cualquier signo es solo una excusa para conseguir afición, votos y poder. En el pasado la idea de patria fue utilizada por Hitler y Stalin por poner dos ejemplos extremos.
El problema es que la bandera, la oficial, sigue siendo un símbolo muy poderoso, no para ti, ya lo sé, pero sí para muchísima gente dentro y fuera de España y mientras puedan enarbolarla sin que nadie se la dispute muchos les seguirán más por ese símbolo que por su discurso.
#9 ¿que dices loco...? es su bandera desde 1936
#9 ¿En qué países está prohibido el uso de la bandera nacional en actos políticos?

A veces no sé si os dais cuenta del tufo totalitario que desprendéis.
#34 El tufo totalitario lo desprenden quienes adoptan un símbolo común como propio y excluyente.De hecho es algo que pienso desde hace tiempo, especialmente viendo como la hinchada de un equipo de fútbol, el Real Madrid, se ha apropiado de ese símbolo; al final no consigue su finalidad, la de unir simbólicamente a un conjunto heterogéneo, sino la de excluir y sentir rechazo.
#34 Prohibida a lo mejor no. Extremadamente mal visto, en Alemania, por ejemplo.

menéame