EDICIóN GENERAL

Si la educación deja de ser presencial, España puede destruir (aún más) su ascensor social

#22 Mis hijos, sin ir más lejos. Bueno, en realidad el estrés lo tenemos los padres y acabamos a bronca diaria porque son muy pequeños para asumir esa cantidad de faena de forma autónoma.

menéame