EDICIóN GENERAL

Santiago Niño Becerra, conomista que anticipó la crisis de 2008 tiene ahora otro vaticinio (y no es nada optimista)

Irrelevante un tipo que lanza sus pensamientos al aire pero luego no responde a los contra-argumentos.

Hasta un reloj roto da dos veces la hora correcta cada día.

menéame