EDICIóN GENERAL

Catolicismo y Protestantismo ante el Coronavirus (Jesús G. Maestro)

A mí lo que dice este vídeo también me llamó la atención, como comenté el 17 de marzo aquí: www.meneame.net/story/paises-bajos-decide-tomar-misma-estrategia-reino
#2 Gracias. La situación actual parece pone de manifiesto esta diferencia.

Creo que en el fondo subyace la confrontación entre tradición idealista centroeuropea (de tradición germánica) frente a la materialista católica de la que ya escribía Gustavo Bueno. Los protestantes defienden "la idea de grupo" ( de ahí que pongan por delante que sobreviva el grupo a los individuos), mientras los de tradición católica defienden "el grupo", que son los individuos que lo forman, no la idea...
#3 Creo que en el fondo subyace la confrontación entre tradición idealista centroeuropea (de tradición germánica) frente a la materialista católica de la que ya escribía Gustavo Bueno.

Lo de "materialista" me lo imaginaba al revés, tal vez porque en vez de mirarlo desde el contexto de individualidad frente al grupo, lo miraba desde otra perspectiva: los holandeses y británicos por ejemplo parecen haber estado históricamente más interesados por lo material (por ejemplo la economía, los avances tecnológicos orientados al mundo físico, etc) mientras que los pueblos católicos parecían tener ideales más transcendentes o espirituales. Creo que he leído opiniones en este sentido, por ejemplo a María Elvira Roca Barea, entre otros (mi mala memoria me dificulta mencionar ahora otros nombres, pero créeme, existen porque sé que algo he leído en ese sentido). Saludos
#4 Claro, "materialismo" tiene una acepción popular que llega a peyorativa cuando lo entendemos como el apego enfermizo hacia los bienes. En ese sentido se dice que el protestantismo, y sobre todo el calvinismo, son materialistas en tanto entienden que la "gracia de Dios" se demuestra en el devenir económico de cada individuo en la tierra. Explicado de manera simplista (disculpas de antemano) el calvinismo promovía la idea de que si puedes ser rico, es que te portas como buen cristiano y así Dios este te lo concede. Si eres pobre, es que no te mereces la gracia de Dios. El ahorro y la adoración por el trabajo se convierte en prioridad por encima de todo. Para el protestante el ahorro individual llega a ser enfermizo, poniendo por delante el enriquecimiento individual que cualquier otra cosa. Esta idea aún sigue existiendo en las sociedades de tradición protestante, disfrazado en ese "darwinismo social" o ese utilitarismo.

Mientras el ascetismo católico promueve la pobreza, el ascetismo calvinista promueve el ahorro. "Hazte rico para Dios, pero no para llevar una vida lujusa", en palabras del mismo Calvino. La fe católica consideraba el enriquecimiento personal como un pecado y, aunque se producía constantemente, traía aparejado el cargo de conciencia y desaprobación en las capas sociales bajas, para el protestante es al contrario, la obtención de ganancias no iba acompañada de remordimientos. La riqueza se convierte en símbolo de pureza por ser producto de un duro trabajo y de un mínimo gasto, las más altas virtudes de la ética puritana protestante fueron la laboriosidad y el ahorro. Autodisciplina y renuncias.

Veamos entonces como este apego a lo material en realidad esconde un idealismo: para los calvinistas no por haber ahorrado dinero para vivir de forma cómoda podría uno dejar de trabajar. La utilidad del trabajo no radica en la satisfacción de las necesidades materiales (de ahí que el protestantismo es idealista). "Vivir para trabajar, no trabajar para vivir", que dice Jesús G. Maestro).
#5 ¿Encontrarías una relación entre protestantismo y las formas aristotélicas, esa inherente a cada objeto? Me parece intuitivo pensar que sí, cuando la moralidad protestante pone el foco en ese desarrollo del objeto (o la persona) para alcanzar la forma o ideal moral.
Pero claro, en ese caso vería la idea platónica de la contemplación del las formas, en especial la forma de la Justicia o Moral, desarrollada en la contemplación católica de Jesucristo.

Ando un poco perdido en filosofía, me parece ver a los griegos en todos lados. It's very difficult todo esto.
#6 Pues la verdad no sabría decirte, habría que estudiarlo. Así de primeras te diría que no, es aceptado que la Reforma protestante es una reacción "en contra" de la tradición intelectual aristotélica de los escolásticos a la que se asocia el comienzo del pensamiento humanista moderno (el estudio de Aristóteles es retomado en el medievo, siendo Santo Tomás de Aquino el ejemplo más influyente de escolástico aristotélico).

Esto es importante para entender el pensamiento protestante: el propio Lutero reniega de Aristóteles, algunas lindezas suyas hacia el filósofo son llamarle "embaucador", "filósofo rancio", "Aristóteles es a la teología lo que las tinieblas son a la luz", "la ética completa de Aristóteles es el mayor enemigo de la gracia".... La reforma luterana reniega del tomismo aristotélico (escuela filosófica y teológica que sigue el legado de Santo Tomás de Aquino). Mientras que para el humanismo tomista la salvación está en manos de las personas y sus actos, para Lutero el hombre es incapaz de conseguir su propia salvación, que solo puede ser obra de la Gracia Divina; esto es lo que se conoce como “doctrina de Predestinación”. En palabras del propio Lutero:

"(...) la voluntad humana está situada en medio de ambos, igual que una cabalgadura, si Dios la está montando, quiere y va donde Dios quiere, … Si Satanás la monta, quiere y va donde Satanás quiere. Y él no tiene la libertad de decisión, de ir hacia su jinete o buscarlo, en cambio los jinetes pugnan por sujetarlo y poseerlo. (...)" (Lutero, "de la libertad esclava")

Si te fijas esto tiene que ver mucho con lo que el artículo trata. La “Doctrina de la Predestinación” viene a decirnos que aquel que es agraciado en la tierra es porque tiene la gracia de Dios (“si Dios la está montando, quiere y va donde Dios quiere”) y aquel que no lo es es que no la tiene (“Si Satanás la monta, quiere y va donde Satanás quiere”). Dios determinó desde la creación quienes serán salvados y quiénes no, el humano nada puede hacer ante eso. De ahí que se oponga al “humanismo aristotélico” (de manera muy simplificada, Aristóteles sostiene que cada uno es causante de sus actos, somos dueños de nosotros de principio a fin). El protestantismo, en especial el calvinismo, encontraría en la riqueza símbolo de gracia (y no deja de ser curioso que un protestantismo que tiene como máxima figura a Lutero, un agustino, acabe venerando la riqueza...)
#22 Muchas gracias por el tiempo dedicado. La cuarentena saca lo mejor de tí!
#9 Tú comentario va un poco en línea con lo indico en mi comentario #3 y #4

menéame