EDICIóN GENERAL

5.000 muertos

Las dos cosas van a ser ciertas. Habrá más de 5000 muertos y habrá más de 5000 miles de millones de pérdidas.

Por desgracia el virus no se puede parar. Se puede ralentizar la propagación, pero no se puede parar. Acabará pasando por todas y cada una de las personas.

Lo difícil es conseguir que la velocidad sea lo suficientemente baja como para no saturar los hospitales, pero lo suficientemente alta como para no matar la economía. Cuanto más lenta sea la propagación, menos se saturan los hospitales y más vidas se salvan, pero más tiempo estará parada la economía y más profunda y duradera será la crisis económica posterior. Cuando más rápida sea la propagación, menos tiempo estará parada la economía y más leve y fugaz será la crisis económica posterior, pero más se saturarán los hospitales y más gente morirá.

Es difícil, muy difícil saber cual es justamente la velocidad de propagación que minimiza ambos efectos a la vez. Y más difícil aún es conseguirla, ya que las medidas tardan semanas en manifestarse en la velocidad de propagación, y además depende de muchas variables.

El coche no responde inmediatamente a los pedales de acelerar y frenar, y tampoco sabemos exactamente la velocidad a la que hay que ir para minimizar las consecuencias, tanto en vidas como en crisis económica.
#23 Si hacemos media-cuarentena (como ahora) vamos a alargar la situación por aumentar el número de casos, alargando la cuarentena y provocando aún mayores daños en la economía.

Nos va a tocar cerrar la cerca cuando ya se han escapado las vacas.
#40 realmente no sabemos cómo va a evolucionar la situación con las medidas actuales, y es imposible de saber. Hay un punto a partir del cual medidas adicionales de contención aportan un beneficio muy limitado.
Lo veremos los próximos días.
#89 Si las medidas van a tener un alcance limitado prefiero salvar vidas ahora.
#90 Quiero decir, que es posible que en la situación actual, añadir medidas restrictivas adicionales aporte un beneficio exiguo al control de la epidemia. Aún así, dado que no sabemos ni podemos saberlo, yo soy partidario de llevar las medidas a máximos.
#23 muy acertado tu comentario, pero discrepo en que el virus no se pueda parar y que vaya a pasar por todos nosotros. Ni siquiera sabemos cómo están afectando las medidas de actuación actuales, como bien apuntas, como para anticipar futuros escenarios. Puede que pasemos un 10% de la población o un 90%, hay muchas incógnitas, cómo la estacionalidad, y las políticas públicas a nivel nacional e internacional tendrán una gran influencia, el número final de infectados no es una cifra amovible...
No creo que sea adecuado en este momento asumir que todos vamos a tener que pasarlo, incluso una reducción del 90% de la población infectada, al 80% significaría muchas vidas, por lo que deberíamos empezar a plantearnos medidas de protección a muy largo plazo.
En cuanto al juego de la economía, no es tan fácil. Presentas una dicotomía entre propagación lenta (salvar vidas) y propagación rápida (salvar la economía), pero un contexto de propagación rápida puede afectar gravemente a la economía también (colapso sanitario, escasez de mano de obra cualificada por trabajadores de baja o incluso fallecidos, pánico generalizado en la ciudadanía, deterioro de las instituciones, y muchos, etc.).
Estoy de acuerdo en los puntos clave, pero quería añadir esos matices.

menéame