EDICIóN GENERAL

Un grupo de científicos alerta de una segunda oleada del COVID-19

#50 No va a hacer ni falta: resulta, según ha explicado alguien que sabe más que yo, que los niós no se ven tan afectados porque, a pesar de tener el virus, éste no encuentra las estructuras necesarias en las membranas celulares para entrar en ellas y reproducirse, de modo que los niños no enferman, pero su sistema inmunológico tampoco expulsa al virus, porque no causa daño, no lo reconoce como amensaza, así que son un reservorio de virus con patas.

Al mismo tiempo, pongamos que, al terminar todo esto, España acaba con 200.000 infectados censados, y otros 200.000 infectados que han cursado con síntomas muy leves o incluso sin síntomas, sin censar. Es decir, 400.000 en total. Eso es el 1% de la población de España. Es decir, queda un 99% más expuesta a ser infectada. Bastaría un niño portador, o cualquier otra forma de contagio, para una nueva situación como la que tenemos ahora.

La única solución definitiva es una vacuna que inmunice. O bien, un medicamento que cure rápidamente a los enfermos, de manera que no requieran tratamiento hospitalario, pero si no ofrece inmunidad tras la recuperación, es sólo temporal.

menéame