EDICIóN GENERAL

Los porros ya cuestan a precio de oro

Ahora van a descubrir muchos el síndrome de abstinencia que no sabían que tenían, aunque desgraciadamente ya he visto que a los camellos no los detiene nada, van en moto hasta tu casa, porque el confinamiento si es importante, te lo puedes saltar

menéame