EDICIóN GENERAL

La sanidad pública de España, al límite tras años de recortes

#3 Pues la oferta de partidos que hay. Los partidos seguirán siendo un nido de sinvergüenzas mientras les salga rentable serlo y mientras puedan hacer que nos peleemos en Twitter y demás por banderitas y ofensas de todo pelaje y olvidemos cualquier cosa que les resulte demasiado incómoda.

Tienen esa lección bien aprendida. Por nuestra parte, arde Twitter, los actos de responsabilidad no existen si no se retuitean, el civismo y la moralidad llevan hashtag y los ciudadanos ejemplares, encantados de conocerse, calibran su altura moral en cantidad de retuits y likes por sus profundos alegatos y su sesuda #denunciasocial en 140 caracteres.

En el próximo debate electoral ya debatiremos si "ganó" la contienda el del adoquín o el del gráfico manipulado, es la mar de entretenido y edificante. Yo vaticino que más pronto que tarde alguno saldrá con la lacra de la "apropiación cultural", pues ya va tocando la próxima genialidad. Hagan sus apuestas.

Antaño fue pan y circo, hace no tanto pan y fútbol, ahora es pan y política (Twitter y demás mediante, claro). Yo ya perdí la esperanza.

Y ya sabéis, #aplanalacurva, #yomequedoencasa

menéame